La obra TOC TOC ha cautivado a más de un millón de espectadores solo en la sala del Teatro Príncipe Gran Vía de Madrid, donde 6 protagonistas afectados por un Trastorno Obsesivo Compulsivo hacen reír a un público que en su inmensa mayoría no tienen ni idea del sufrimiento que tendrían esos actores si sus magníficas interpretaciones fueran reales.
Una obra donde algunos padres sensibilizados por el sufrimiento de sus hijos afectados por alguna de las distintas enfermedades mentales se van reticentes por las burlas que  hacen del TOC en esta extraordinaria interpretación los 6 actores.
El teatro profesional sirve para vivir de él (los actores) y disfrutar el público. En muchos casos también tienen un mensaje político, reivindicativo o simplemente como forma de ocio. Sin embargo, cuando el teatro se convierte en un medio de rehabilitación y ocio los resultados suelen ser para todos extraordinarios.
El pasado jueves la compañía “Arriba el telón” del Hospital de Día Lajman(entidad dedicada a la psicorehabilitacion de personas con problemas de salud mental) interpretó su obra anual “El tesoro más preciado del mundo” tras tres meses de ensayos donde además en otras terapias paralelas estos mismos actores realizaron el decorado de las distintas escenas.
 
 

Sin lugar a dudas esa obra de teatro se ha convertido en el MEJOR TEATRO DEL MUNDO, donde alguno de los actores que tengo el placer de conocer personalmente en este centro rehabilitador estuvieron magistrales, pero no tanto por sus magnífixasinterpretaciones, sino porque no me podía creer su trasformación. Con otros, sin embargo tengo más relación por el programa de radio “Conecta con nosotros” donde he visto su evolución personal y al tratarlos de una forma más cercana conocía sus dotes de comunicación con los demás.

El resultado que produjo esa tarde de teatro es difícil de entender si no estás vinculado con el mundo de la salud mental; unos actores radiantes por el resultado de sus tres meses de ensayos, sus familiares ilusionados al ver la evolución de sus hijos o hermanos con esa trasformación y olvido durante dos horas de su enfermedad mental; los trabajadores del Hospital de Día Lajman exuberantes por ver plasmado su trabajo y el magnífico resultado de sus pacientes y amigos.
 
 
El público fuera del circulo de familiares y amigos no era muy amplio, pero los buenos amigos de la asociación de Trastorno Límite de Personalidad AMAI-TLP que vinieron a verlos se fueron encantados y con un poco de envidia por ver cómo estos compañeros suyos han podido transformarse en unos excelentes actores y son capaces de entrevistar y contar a través del programa de radio “Conecta con nosotros” tantas historias de vida enriquecedoras para todos.  Personalmente me sentí todavía más encantado cuando mi compañera Lidia de la junta directiva de la Asociación TÚ DECIDES (Asociación de personas diagnosticadas con algún trastorno mental), se vino con su madre y al despedirse me felicitó su madre  por haberla invitado, llevaba en las manos los dos versos que uno de los actores leyó durante la obra que le habían llegado al corazón. Me explicó que el teatro también le sirve a Lidia como válvula de escape.
Tal vez los pacientes de este Hospital tienen una ventaja, están en una entidad que quiere dar visibilidad a este colectivo para normalizar su discapacidad. Valga como ejemplo el video institucional: https://www.youtube.com/watch?v=8ZUGwPZoHAI
 
A lo largo de este mes, de nuevo volverán a interpretar los actores de la compañía “Arriba el telón” por segunda y seguro que por última vez  “El tesoro más preciado del mundo” ante los residentes de LAS AZALEAS, una residencia para personas mayores de ASISPA.ORG. Seguro que este público también fiel no distinguirá si los actores pertenecen al centro de psicorehabilitación Hospital de Día Lajman o a una entidad de voluntariado de jóvenes actores que se dedican a hacer disfrutar a las personas mayores a lo largo de la geografía española.
¿Es o no es el mejor teatro del mundo?
 
 
José Manuel Dolader