Desconozco si equiparar a un humano con un ángel debe ser pecado para las personas muy católicas.
De joven me explicaron que un ángel es un ser espiritual, servidor y mensajero de Dios. Unas décadas después tengo que pensar que el Padre Ángel es lo más parecido a esos seres con alas a pesar de su edad.
Hace unas semanas tuve la oportunidad de llevar a la Iglesia de San Antón unos bocadillos para los pobres que habían sobrado en un reparto que realizamos esa noche un grupo de personas a la gente sin techo de Madrid. Mi sorpresa fue llegar a esa iglesia a la una de la madrugada llena de vida y preparada para ofrecer el desayuno a más de un centenar de personas cada mañana (en la foto de portada podemos ver como preparan la iglesia después de la última misa.)
Mis ojos no podían creer que esa era la misma iglesia en la que hacía unos años, otros compañeros de la ONCE y yo, nos habíamos encerrado reclamando cambios en la gestión de esa institución.
Hoy esa iglesia está dirigida por un sacerdote que deja dormir a personas sin techo en la propia iglesia y les da desayuno. El  pasado 29 de noviembre el Padre Ángel  abrió el restaurante social Robin Hood, donde con los beneficios de las comidas y otras donaciones todas las noches da de cenar gratuitamente a más de 130 personas sin techo en varios turnos.
¿Es o no es un ángel para centenares de personas pobres en Madrid?
Este  hombre dirige solamente en España más de un centenar de residencias para personas mayores en España a través de la Asociación Mensajeros de la Paz que él mismo creó, desarrollando en más de 50 países distintos proyectos sociales. Unos días después fui con mis compañeros de radio labarandilla.org y pacientes del Hospital de Día Lajman a despedir a los bomberos sin fronteras que se iban a pasar 100 días a Siria llevando 6 camiones de bomberos para ayudar a reconstruir ese país tan devastado. Allí me encontré a este buen hombre acompañando también a los bomberos. Quise expresarle mi admiración por el cambio de la iglesia de San Antón y le pedí que me acompañara (está siempre muy solicitado) para presentarle a mis amigos y usuarios del Hospital de Día Lajman ya que creí que era bueno que nos apoye para normalizar la imagen que se tiene de las personas con problemas de salud mental. No solo me acompañó encantado, sino que estuvo muy afable y  encantado de hacerse una foto con todos ellos para mostrar su afecto y apoyo a este colectivo.

El padre Ángel y los bomberos solidarios apoyando a las personas con problemas de salud mental.

Ya saben todos nuestros lectores habituales que el pasado viernes 3 de febrero realizamos un concierto solidario en el Ateneo de Madrid organizado por la Asociación La Barandilla en apoyo a las personas sin techo.
Durante varios días hemos repartido por Madrid los paquetes que confeccionamos con la recaudación de este concierto  (ver en este enlace la opinión de una de las personas que repartió estos paquetes) https://www.labarandilla.org/bajos-torre-picasso/

El padre Ángel recibiendo los paquetes solidarios confeccionados por la Asociación La Barandilla.

Ante la bondad de este buen hombre decidimos darle unas decenas de paquetes para su gente y de nuevo en la iglesia nos recibió encantado y no dudó en hacerse una foto donde se viera el nombre de nuestra radio social. Aceptó a que le entrevisten los compañeros del programa “Conecta con nosotros” para apoyar a las personas con problemas de salud mental.
No soy ni mucho menos un católico devoto y cumplidor de mis obligaciones, pero no tengo ninguna duda que lo más aproximado a un ÁNGEL en la tierra es el Padre Ángel, por la labor que realiza y el afecto y comprensión que siempre tiene hacia los colectivos más necesitados.
Jose Manuel Dolader