“Porque juntas construimos el presente y proyectamos el futuro”. Con este lema, la secretaria de Estado de Servicios Sociales y secretaria general del Real Patronato sobre Discapacidad, Ana Lima, quiso sumarse a las reivindicaciones expuestas por la Fundación CERMI Mujeres (FCM) durante la inauguración de la exposición fotográfica ‘El derecho a la maternidad de las mujeres con discapacidad’, que ha tuvo lugar este jueves 29 en la sede del CERMI en la Calle Recoletos de Madrid.

La fotografía de portada corresponde Madre con discapacidad visual besa en la mejilla con la dulzura, en un gesto de amor incondicional, a su bebé con gafas menor de un año.

En esta inauguración estuvo presente el Director General de la Discapacidad Jesús Celada (izquierda) Ana Lima ( en el centro de la fotografía) y Ana Peláez (derecha) entre otros invitados.

“Es realmente emocionante para mí estar hoy aquí, porque personalmente tengo un enorme compromiso con los derechos humanos, con el feminismo y con la integración social”, afirmó Ana Lima durante su intervención. “Por eso es fundamental estar apoyando actos como éste, que dan visibilidad a la doble discriminación que sufren las mujeres y niñas con discapacidad”.

Acompañada por la vicepresidenta ejecutiva de la Fundación CERMI Mujeres, Ana Peláez, la secretaria de Estado ha querido destacar el compromiso de la FCM por la igualdad efectiva de las mujeres y niñas con discapacidad desde la perspectiva de los derechos humanos, pero también ha recordado el compromiso del Gobierno de constituir una comisión parlamentaria integrada por expertos, personas del ámbito de la Justicia, de la Sanidad y de la Igualdad, para sensibilizar a todas la sociedad de la necesidad de abordar de cerca algunos temas clave como son las esterilizaciones forzosas.

“Deseos” de Juan Manuel Maroto En esta fotografía vemos a una mujer apoyada en la pared en avanzado estado de gestación, solo nos muestra su torso, y no hay ningún signo aparente de discapacidad.

“El freno de las esterilizaciones forzosas es una de las grandes demandas de la Fundación CERMI Mujeres. De hecho, es el primer tema que comenté con Ana Peláez la primera vez que la vi”, recordó la secretaria de Estado.

Ana Lima concluyó su intervención recordando que, según la Organización de Naciones Unidas, una de cada cinco mujeres vive con una discapacidad, lo que supone un 19,2% del total de las mujeres, frente al 12% que representan los hombres con discapacidad de la totalidad de la población masculina. “Por eso, no me gustaría despedirme sin reconocer el trabajo de esta fundación, que ha participado tan activamente en el desarrollo y puesta en marcha del Pacto de Estado contra la Violencia de Género”.

La secretaria de Estado quiso además destacar el papel fundamental que en este momento tiene la vicepresidenta ejecutiva de la Fundación CERMI Mujeres, primera mujer con discapacidad que tiene presencia en el comité de la ONU contra la discriminación de la mujer. “Ana, representas las demandas y los anhelos de más de 600 millones de mujeres y niñas con discapacidad del mundo”, concluyó.

Por su parte, Ana Peláez quiso destacar la importancia de las obras expuestas, “que ponen en valor un derecho fundamental que se sigue cuestionando: el que tienen las mujeres con discapacidad cuando quieren ser madres. Y las convenciones internacionales, desafortunadamente, siguen negando este derecho, como ha sucedido con el caso de Fátima Wadi, la mujer siria con una discapacidad física del 86% a la que intentaron arrebatar la tutela de sus hijos e hijas, incluida la bebé que acaba de nacer”.

“Tenemos que seguir luchando. Queda mucho por avanzar en este camino, que comienza muchas veces con prácticas terribles donde directamente niegan desde la más tierna adolescencia el derecho a la maternidad de mujeres con todo tipo de discapacidades”, afirmó Ana Peláez. “Por eso hoy queremos alzar nuestra voz, nuestro grito silenciado para que la sociedad reconozca nuestro derecho a ser madres, a permanecer con nuestros hijos e hijas y a disfrutar de este derecho en igualdad de condiciones con las demás personas”.

Fotografía correspondiente al segundo premio titulada “Madre sin barreras” de Ignacio Izquierdo que también ganó el tercer premio.

Entrega de premios

La exposición ‘El derecho a la maternidad de las mujeres con discapacidad’ está formada por instantáneas del III Concurso de Fotografía ‘Generosidad’ que la FCM pone en marcha junto al Real Patronato sobre Discapacidad. Como bien recoge el propio título de la muestra, este año se ha centrado en el derecho a la maternidad de las mujeres con discapacidad. Por este motivo, durante la inauguración de esta tarde, se entregado también los premios del concurso.

“La discapacidad y el embarazo, compatible” de Óscar García Rochera. En la fotografía vemos a Madre con discapacidad física y su hija de aproximadamente de 5 años reciben con alegría la llegada del nuevo bebé.

Pilar Villarino, secretaria del patronato de la Fundación CERMI Mujeres, fue la encargada de presentar a los fotógrafos galardonados. En concreto, el primer premio (dotado con 3.000 euros) ha sido para la fotografía ‘Amor sin condición’, de Vicente Guill Fuster, y el segundo y tercer premio (2.000 y 1.000 euros) han sido concedidos a dos instantáneas de Nacho Izquierdo.

Para el jurado, que ha valorado la originalidad, calidad técnica y estética, la sensibilidad social y la capacidad crítica y comunicativa de las obras, además de su adecuación al tema propuesto, la imagen ganadora representa a la perfección el derecho de las mujeres con discapacidad a ser madres.

En esta tercera edición del concurso ‘Generosidad’ han participado un total de 30 personas (nueve mujeres y 21 hombres), que presentaron 70 fotografías.