Investigadores del CIBERSAM en el Institut Sant Joan de Dèu vinculan la presencia de células inmunes en la sangre con la disminución de la materia gris y cómo esto influye en la clínica de los pacientes con un Primer Episodio Psicótico. “Nunca antes se había estudiado su papel en el sistema periférico del cerebro de los pacientes”, asegura Christian Stephan-Otto.

Una investigación realizada por Christian Stephan-Otto, investigador del CIBER de Salud Mental (CIBERSAM) en el  Institut de Recerca Sant Joan de Déu (IRSJD) y Christian Núñez -investigador del IRSJD- entre otros, relaciona por primera vez la presencia de células inmunes en la sangre y la disminución de la materia gris cerebral, y cómo esto influye en la clínica de los pacientes con un Primer Episodio Psicótico (PEP).

El estudio observacional analiza la relación del recuento de leucocitos (en especial los neutrófilos) con el volumen del tejido cerebral de los pacientes con un PEP, en comparación con pacientes control. Además, también se analizan las repercusiones clínicas del recuento de neutrófilos en los síntomas de la psicosis.

“Actualmente, una de las últimas líneas de investigación en salud mental trabaja sobre la hipótesis que los procesos inflamatorios (citoquinas y micróglia) podrían influir en la clínica de las enfermedades mentales. Aun así, nunca antes se había estudiado el papel de las células inmunes del sistema periférico en el cerebro de estos pacientes”, afirma Christian Stephan-Otto.

Esta investigación forma parte de una iniciativa multicéntrica en la que participan 12 grupos del CIBERSAM y está coordinada por Miquel Bernardo Mara Parellada, investigadores del CIBERSAM en el Hospital Clínic de Barcelona y en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, respectivamente.

Los neutrófilos son un tipo de célula del sistema inmunológico periférico y su función principal es participar en los procesos inflamatorios, por ejemplo eliminando partículas u organismos invasores. Tradicionalmente ha habido poco interés en conocer el posible rol de estas células con la esquizofrenia y otras enfermedades mentales, ya que la barrera hematoencefálica restringe la penetración de las células inmunes periféricas al cerebro. En determinadas circunstancias, como en un ictus, hay mecanismos que afectan la barrera hematoencefálica permitiendo que los neutrófilos la puedan atravesar.

Según este estudio, el recuento de neutrófilos es más alto en los pacientes con PEP en comparación con los controles sanos y se evidencia una pérdida de materia gris asociada a esta cantidad, principalmente en las zonas del tálamo, ínsula, corteza entorrinal y giro temporal.

Además, este recuento anormal parece también estar relacionado significativamente con un empeoramiento en síntomas de la enfermedad tan importantes como las alucinaciones y la conducta de abolición.

Los resultados del estudio ponen de manifiesto el papel de la desregulación inmune periférica en la enfermedad mental. A raíz de otras investigaciones, los autores proponen la presencia de neutrófilos en el tejido cerebral como biomarcador de la severidad de la psicosis, ya que parece ser uno de los principales desencadenantes de la pérdida de volumen cerebral y del consiguiente declive clínico y cognitivo en estas enfermedades. También se abre la puerta a posibles tratamientos basados en bloquear la entrada de neutrófilos en el cerebro, aunque será necesario investigar más a fondo en esta línea para evaluar la viabilidad de este tipo de intervenciones.

IV Encuentro entre Investigadores en Salud Mental, Pacientes y Familiares organizado por CIBERSAM el pasado 27 de noviembre.

CIBERSAM en el área temática de la salud mental está formada por 23 grupos de investigación clínica, preclínica y traslacional pertenecientes a 8 comunidades autónomas. Estos grupos, seleccionados de forma competitiva entre los de mayor productividad científica del país están dedicados fundamentalmente al estudio de trastornos mentales como la depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar, así como los trastornos de ansiedad y trastornos mentales del niño y del adolescente o la innovación terapéutica.

En la fotografía anterior podemos ver a Ana González-Pinto, presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Biologica, a Isabel Mesa, presidenta de la Asociación Bipolar de Madrid, a Eduard Vieta, director científico de CIBERSAM y a Guadalupe Morales, presidenta de Mundo Bipolar, durante el IV Encuentro entre Investigadores en Salud Mental, Pacientes y Familiares que organizó CIBERSAM el pasado 27 de noviembre en Madrid.

Desde la radio social labarandilla.org queremos agradecer a la Federación Española de Asociaciones de Rehabilitación Psicosocial. (http://fearp.org/index.php/somos/quien-somos/) la información que nos facilitan sobre temas vinculados con la salud mental.